Entrevista con el director de cine y director de fotografía César Charlone

| |

Cada imagen de César Charlone es un nuevo punto para el pensamiento y la meditación.

César Charlone es un director de cine, director de fotografía y guionista uruguayo, que vive en Brasil. En 2003, fue nominado para el Premio de la Academia a la Mejor Fotografía por su trabajo en la aclamada película Ciudad de Dios. En 2006, por su trabajo en The Constant Gardener fue nominado a Mejor Fotografía en los Premios BAFTA y también Mejor Logro Técnico en los Premios Británicos de Cine Independiente. En 2006 fue invitado a unirse a la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas. En 2007, dirigió su primer largometraje, The Pope’s Toilet, que fue seleccionado por Uruguay como su presentación oficial para el 80º Premio de la Academia a la Mejor Película en Lengua Extranjera. Con su cinematografía armoniosa y respetuosa de los seres humanos, César Charlone hace que los espectadores viajen por el espacio y el tiempo. Sus imágenes sumergen a los observadores en una atmósfera, que él crea específicamente para transmitir una conexión íntima y humana con los protagonistas de la historia. César capturando los rincones de la narrativa destaca al ser humano y su condición más profunda en todos los aspectos más pequeños, para transportar a los espectadores a la realidad histórica y emocional. La fotografía en cada cuadro toma y subraya la intensidad y el significado, de tal manera que los observadores se hagan preguntas cruciales. A través de pensamientos, elecciones y gestos diarios, se pueden ver gradualmente cambios significativos para una revolución interna. En esta entrevista, César comparte con nosotros sus comienzos, algunos recuerdos importantes de su carrera, sus motivaciones y la pasión que lo llevó a sobresalir en su profesión.

Entrevista con César Charlone en inglés

Leí que comenzaste a estudiar medicina veterinaria en Uruguay antes de empezar tu aventura en el Cinema. ¿Qué te motivó?

Yo iba a un colegio tradicional, donde todos mis compañeros, venían de familias tradicionales y entonces el arte era vista como una cosa secundaria como una cosa alternativa, y más en un país como Uruguay, donde había un consumo del arte, pero era visto como una cosa paralela. Para darte un ejemplo, mi papá era director de teatro, pero tenía un empleo en la fiscalía, era un empleado publico. ¡Su pasión era el teatro! Pero él vivía de su sueldo como fiscal. Entonces, nunca pensé que el cine podría significar un trabajo. En ese colegio tradicional todos mis amigos y colegas de escuela habían elegido carreras como abogacía, economía, arquitectura y agronomía. Agronomía principalmente porque Uruguay es un país rural y en el colegio que yo iba, la mayoría eran hijos de terratenientes, estanciero, gente rica. Entonces yo fui con la corriente y la corriente era esa. Pero tenía esta pasión por la fotografía. Pero claro yo lo consideraba un hobby, una cosa menor. Y en determinado momento, era la época de los hippies, y de todo eso. Y yo pare de estudiar un poco para hacer un viaje medio hippies a Brasil, por dos meses, para sacar fotos y divertirme y todos. En uno de esos lugares que yo llegué había un muchacho fotógrafo, como yo, pero que estaba estudiando cine. Y yo dije “¡Qué increíble, estudiar cine! ¿Para que después?” “¡Buenos! ¡Para trabajar, para dirigir películas!” ¡Qué maravilloso y bonito! Y allí se me abrió la cabeza, y que claro, sí, podría ser una profesión, lo podría ser. Yo era muy joven, muy niño, muy infantil, entonces me interesé. Y un director de una escuela a la cual este chico iba me regaló un curso de 3 meses de introducción al cine.

Y era en el verano a la época que yo no tenía facultad. Entonces haciendo el curso de estes 3 meses me encantó. “¡Eso es lo que quiero hacer!” Entonces volví a Uruguay, tranque la facultad de veterinaria y me hice toda la parte burocrática de revalidación de exámenes y todo y entonces me mudé para Brasil a estudiar cine una carrera de 4 años que yo imaginaba que iba a terminar la escuela, iba a volver a Uruguay y hacer cine en Uruguay. Que yo quería que fuera un cine revolucionario que concientizar a las personas por una sociedad mejor. Pero durante el proceso de estudiar cine en la escuela, vino la dictadura en Uruguay. Mis amigos empezaron a ir presos o desaparecer o irse del país y entonces cuando termine la escuela de cine 4 años después, Uruguay estaba en plena dictadura, 1974, no tenía sentido volver a Uruguay. Entonce empecé a trabajar en Brasil empecé a seguir en Brasil y allí bueno me puse de novio y empecé a ser amigos y me fui encariñando con Brasil y de ahí me fui quedando y quedando y ahí, ahí se terminó el volver a Uruguay a hacer la revolución.

Two Popes Cesar Charlone
César Charlone durante el rodaje de ‘Los dos papas”

¿Cuáles fueron los autores y artistas que más te impresionaron?

Yo, como te decia, yo pensaba en el cine como un arma de concientización. Entonces me fascinaba el documentario y antes de venir a Brasil yo frecuentado cineclub, que pasaba mucho documéntales políticos entre ellos George Stevens que me encantaba. Fernando Solanas, Santiago Álvarez todos documentalista y gente comprometido con cine político. Y todo el cine independiente latinoamericano.

Básicamente esos eran mis ídolos en aquel momento.

Eres director de fotografía y también trabaja como director de película y guionista. ¿Cuáles fueron los mayores satisfacciones y desafíos en estos roles?

Yo por eser de la década de la generación del 68, en aquella época en el cine, todos éramos cineastas. No abia tanto esa separación de director de fotografía sonidito: todos hacíamos cines, de hecho la escuela que yo estudié, yo me recibí cineasta. Yo me hice director de fotografía por una cuestión de supervivencia porque tenía que trabajar para pagar mi vida y como directora no iba a conseguir quién un extranjero joven de 24 años, recién recibido, que me dieron un trabajó como director. Entonces entré en el cine comercial, como asistente de cámara, para después eser director de fotografía con una cuestión de sobrevivencia. Y paralelamente a eso yo iba haciendo mis proyectitos de realización de dirección, yo trabajaba ganando plata, siendo comerciales y con la plata que yo ganaba hacía cine político. Por ejemplo yo hice una película en 1979 este cuando volví a Europa porque después de la escuela cine yo me fui a Europa a tratar de especializarme un poco más y conocer un poco más, y todo. Buenos viví en Europa como el típico estudiante latinoamericano trabajando en negro, lavando platos, haciendo cosas y paralelamente a eso frecuentaba cinemáticas y trataba enriquecer mi cultura cinematográfica que con la dictadura en América Latina se había limitado mucho.

Entonces yo hice mi primer película “Y Cuando Sea Grande” y fue una película que yo hice “clandestino”, porque eran dictadura y era para denunciar los crímenes de la dictadura. Entonces no, la firmé, no tiene crédito la película porque era muy peligrosa, en aquella época. Fue una película que se usó mucho que yo la hice como director, productor, la hice solo prácticamente. Ya te digo, yo trabajaba en el gran cine comercial. Haciendo comerciales y entonces a los dueños de la productora yo decía “No me pagues el caché, revela me el negativo de esta película que yo estoy filmando o paga me la cuenta de alquiler de la cámara” Y allí asiendo la película en esta política. Y en esta película que se llama “Y Cuando Sea Grande” que denuncia los secuestros de niños y desaparecidos en el cono sur y qué era el típico material que se usaba en Europa en aquella época con Amnesty Internacional con todos los organismos para denunciar los crímenes de la dictadura latinoamericana. Continué trabajando, por ejemplo, como fotógrafo también, como coproductor, como director en películas de los movimientos sindicales y de todas las cosas políticas y paralelamente eso hacía este trabajo de comercial, que me pagaba muy bien. Llevaba esta doble vida: la vida de militante y la vida de “prostituto” vendedor de jabón.

¿Puedes contarnos sobre tu experiencia en la película Ciudad de Dios? ¿Todo fue planeado adelante o algunas cosas cambiaron durante la filmación?¿Ha experimentado momentos inesperados o dificultades durante la realización de esta película que se ha convertido en un nuevo punto de vista?

Atención una cosa siempre, siempre improvisas. Siempre prepara mucho. Tú prepara mucho. Básicamente yo trabajé mucho con Fernando, el director, en cómo la película va a ser, y trabajamos con el equipo, trabajamos meses antes analizando el guión entendiendo los personajes, entendiendo las locaciones en reuniones con el director de arte, buscando muchos meses antes. En una reunión con Fernando casualmente aquí en mi casa Fernando me dice “César me preocupa mucho que el espectador pueda acompañar a este guión “en el buen sentido caótico” que va para adelante y para atrás y me preocupa que el espectador tenga conciencia de qué época estamos hablando. Se estamos ablando del pasado o del presente. Entonces es importante que tú me ayudes” me decía Fernando a mí “creando 3 estilos fotográficos bien diferente. Uno estilo parra los años 60 de cuando empieza todo” lo que Fernando llamaba el crimen ingenuo y que él decía que él pensaba que pudiera ser como un Western Spaguetti, muy ingenuo, entonces que usamos referencia. Por ejemplo en Ciudad de Dios el asalto, que aparece al principio, al camión de gas, la forma que nosotros filmamos pareces la persecuciones de los cowboys a las carretas de la película de FarWest.

Bien ingenuo, bien aparente, bien naive. Y el tono fotográfico, es el tono de tierra de algo que sta empezando, de algo uterino, casi sanguíneo. Después la segunda época que los años 70, en la época hippie y psicodélica y entonces consecuentemente los colores eran los psicodélicos eran todos exagerado, muy colorido. Y después viene la tercera época que son los años 80. Cuando vienen los años 80 que viene la droga pesadas hay entonces la fotografiá que se hace pesada, se hace casi blanco y negro, azulada, esté mucho más dramático con una cámara mucho más nerviosa. En fin todo eso son ideas que vamos teniendo con Fernando conversando y que yo le voy proponiendo el me va pidiendo, me va sugiriendo.

city-of-god poster
César Charlone empezó su larga carrera colaborativa con el director brasileño Fernando Meirelles en 2002 con la Ciudad de Dios

Te cuento una anécdota que muy divertida. Que me pasa mucho de trabajar con Fernando. De repente estamos viendo una cosa y yo le digo “¡Si no porque aquella idea que tú tuviste de filmar esto así!” Fernando me dice “¡Sino la idea fue tuya!” Porque están colectivo, que no sabes de quien es. Uno va a buscar y el otro continuó, y el otro continuó y repente llegaste a una cosa que es el producto de este colectivo. En ese proceso y yo soy muy, muy obsesivo de la preparación de sacar fotos y probar fotos y ver cómo se ve proyectado en la pantalla y mostrárselo a Fernando. Yo trato de ir al set con la cosa, lo más controlado y masticada posible.

Entonces cuando vamos al set yo ya sé muy bien lo que voy a hacer. Pero si de repente aparece una cosa interesantísima tu improvisas. Cuando esta tan consciente de la historia que quiere contar que la improvisas. Por darte un ejemplo Ciudad de Dios la gallina esa que se mete abajo del camión y sale corriendo eso fue improvisada, esa no estaba previsto. La idea que la gallina viniera en dirección a la cámara, que la gallina en el medio de la calle y venía el camión de la policía y la gallina venia en la dirección de la cámara. Pero no, no fue así se metió por abajo y se escapó ahí la seguimos. Costantemente tú ves que de repente surge un pequeño accidente algo que no estaba previsto y tu pensa “Esto está mejor de la historia, de lo que había previsto.” Y nosotros bromeamos mucho, que ninguno de nosotros es creyente católico, ni nada, pero bromeamos con Dios y decimos que Dios es más creativo que nosotros. Porque siempre te sorprende con cosas que tú no habías pensado y esas cosas de repente son súper creativas.

Lucha y nunca sobrevivirás… Corre y nunca escaparás…” – Ciudad de Dios

De hecho, por ejemplo, cuando hicimos la película Blindness, teníamos una pequeña obra de presupuesto en la parte de cámara y entonces yo tenía una pequeña cámara una ATOM mínima. Entonces éramos dos operadores de cámara y teníamos dos cámaras profesionales. Yo operabo a una cámara y este operador de cámara canadienses operaba a la otra cámara. Entonces la tercer cámara yo la ponía con negativo y la apoyaba en algún lugar apunta en dirección de la escena sin fijarme el encuadre ni nada. ¡Ese es el punto de vista de Dios: que sea lo que sea! Y siempre venían cosas raras como de repente escenas con personajes con la cabeza cortada un pedazo del cuadro y eso en muchos casos, el editor lo uso, porque eran inusitada, porque eran diferente. Entonces la planificación es muy importante pero también es muy importante, no estar cerrado en esta planificación y aceptar la novedad aceptar lo imprevisto.

Después de la película Ciudad de Dios, ha hecho documentales a continuación de este proyecto. ¿Qué te ha dejado esta experiencia desde un punto de vista profesional y humano?

Yo me acuerdo que cuando estábamos filmando Ciudad de Dios, Walter Salles el director y productor, él nos visitó en el set en el momento nos saludó y dijo “¡Qué bueno que estén haciendo esta película. Esta película tenía que ser echa!” Había que contar esa realidad porque la gente en Brasil vive muy aislada de esa realidad y de no conocerla de no saber que existe atrás de los outdoors que esconden, existen las favelas donde vives este otro Brasil. Eso es una realidad muy nuestra que ustedes en Europa no la tienen, pero aquí nosotros tenemos dos países. Ahí una canción muy linda de Aldir Blanc, que se murió ahora con el corona virus con letra que él dice “Brazil no conoce a Brasil.” Y el primer Brasil se escribe con zeta cómo se escribe en inglés, eso se refiere al Brasil, en que yo vivo, el Brasil rico, privilegiado. Pero hay el otro Brasil, que la gran mayoría de la gente que vive en la pobreza que vive en la ignorancia. Y eso hay que luchar para terminar con ese prejuicio con esa distancia. Si tu ves por ejemplo, una foto de la gente de Brasil entrando en el festival de Cannes, vas a veer que todos son blancos con cara de origen italiano, español latinoamericano, portugueses. Pero si tu ves lo brasileros de la selección de fútbol, pásame que son la mayoría mulatos. Y porque son dos razas diferentes? ¡Porque son dos Brasil diferente! Entonces esta era la idea, contarle a este Brasil, en que yo vivo, que existe otro Brasil que ignoramos.

Te cuento una anécdota personal. A mí nunca me gustó llevar a mi familia al set de filmación, no me parece importante pero en Ciudad de Dios yo quise que mis hijos fueron al set, y no solo eso, sino que trabajaran. Eran niños joven pero trabajaran como runners, como principiantes, ayudantes, para que tuvieran esa vivencia, para conocer a eso Brasil. Porque claro son hijos mio, van a un colegio privado que yo les pagó y tienen que hacer inglés y yo lo deje a viajar a Europa y le do el mejor que le puedo dar. Pero aquí hay otro Brasil que no tiene otra cosa. Y entonces es importante que la conozcamos y que trabajemos para mejorar esta injusticia. Entonces esta película contribuía a eso. Contribuí a mostrarle a Brazil este otro Brasil.

En el 3%, que ha dirigido, explora las posibilidades emocionales humanas, en relación con la tecnología. El lenguaje de la ciencia ficción, hoy se usa cada vez más como una comparación para comprender las posibles ventajas o problemas que la sociedad podría enfrentar. ¿Qué esperas que el público entienda de esta serie?

Había una frase que decía “Pinta tu aldea y pintarás el mundo”. Esa era una problemática muy brasilera, porque en Brasil existe lo que se llamen el examen vestibular. Que es una cosa que marca mucho la sociedad brasilera. El joven cuando termina el colegio, tiene que hacer un examen para ver si puede entrar a la facultad. Solamente un pequeño número cómo podría ser 3% entra a la facultad. Y a quien que entra a la facultad consigue este progresar y consigue tener acceso a todo. Y los otros no. Entonces era un retrato de esa realidad, de que nosotros le ponemos demasiadas expectativas a la persona que tiene un título universitario y que de repente desvalorizamos a una persona que tiene una habilidad para hacer otra cosa, y hay como una mistificación de la persona con título. Claro que es importante que las personas tenga una formación.

3% netflix brazil tv series
3% serie de televisión brasileña creada por Pedro Aguilera para Netflix

Claro que sí, es importante que una persona tenga su oficio y lo sepa investigar y todo. Pero a veces tenemos que ser más tolerante y entender que una sociedad es hecha de todas las funciones: que se precisan de alguien que limpias la calle, que se precisan de alguien que corten los arbores, que se precisan de alguien que arreglan los caños. Entonces este era un poco alertar para esa mistificación de este 3% que van a llegar al mundo perfecto, y que no era nada perfecto. Que era muy imperfecto. Y tenia mucho que ver también con rito de pasaje de el joven que estimulado por el adulto, para entrar al mundo adulto “Ahora tú estás pronto para entrar y vas a poder trabajar, y vas a poder casarte.” Y entonces como ritualizamos mucho ese pasaje, cuando te diga que es una cosa mucho más natural, una cosa mucho más que continúa. Bueno si! El joven se casó, y empiezó a trabajar. Pero no se crean tanta expectativa. Yo sé por ejemplo, creo que es en Corea que hay una cosa así también que la ciudad el país para, cuando hacen el examen. Porque están importante los examen que los jóvenes van a entrar a la universidad y eso. Entonces éste tenía un poco que ver con eso tenía un poco como un cuestionamiento: ¿Están importantes este pasaje y están consistente a ese mundo al cual nos estamos estimulando o tenemos que pensarlo también?

3% netflix brazil tv series
3% serie de televisión brasileña creada por Pedro Aguilera para Netflix

Creo que para nosotros esta bastante visible todos los mensajes. Yo participe solamente a la primer temporada de la serie. El arreglo mío con Netflix era que yo haría la creación de la primera temporada, la dirección de la primera temporada y después seguirías sola. Y cuando yo hacéis la primera, no estába escrita la segunda. Pero yo creo que la gente entendió qué, principalmente en América Latina tenemos esos dos mundos: el mundo de los privilegiados donde hay esas falsa valorización de la meritocracia y que esta meritocracia es injusta. ¿Porque, que merito puede tener un joven que estudió en un colegio privado que viajó, contra el mérito de un joven que tuvo que salir a trabajar desde muy chico porque su padre pasaban hambre y todo esto? Entonces esta meritocracias tiene que eser cuestionadas, tiene que ser analizada a la luz de la realidad a la luz de la historia.

No estamos competiendo todos en igualdad de condiciones. No es una carrera donde todos salimos del mismo lugar. Tiene que haber una postura como sociedad de protección y de reconciliación. Yo por ejemplo soy muy a favor de todo lo que es la política de la Affirmative Action con relación a los negros. Porque creo que, por ejemplo, nosotros, cómo te decía antes, con los negros fuemos muy injusto aquí. Da esclavos pasaran a seguirse esclavos. Entonces es muy importante que siguen correcciones a esa injusticia. Entonces me parecía que en el 3% proponía un poco eso.

En la fotografía de la película The Two Popes encontramos la simplicidad de retratar las dos figuras en su dimensión humana, pero el refinamiento de los detalles, que también subrayan una misión religiosa y sagrada. ¿Puedes compartir con nosotros alguna historia o recuerdo significativo, que haya ocurrido en el set?

Me voy a lo que tú dijiste de la fotografía muy simple. Una cosa que nos quedaba claro, me quedaba muy claro, a mí es que los dos actores, que lo representaban son personajes, y el texto tenían mucha importancia.Y tenían que tener más importancia que cualquier imagen fotográfica. Entonces era muy necesario, muy natural, que yo los ilumináis muy correctamente muy igualmente y que no buscar a ninguna sofisticación artificial tipo, esas cosas clásicas de las iluminaciones de películas de iglesia, que son esos que haces de luz marcados con claroscuro y todo eso. Entonces que se precisaba una fotografía muy plana. Plana como sinónimo de verdadera, como sinónimo de auténtica. Que no tuviera ningún artificio aparente. Entonces de esta forma yo dejado todo mucho más expuesto. Expuesto para que el espectador creyeran esa verdad y la reconociera como verdad.

los directores de Arte Mark y Enzo ven la maqueta de la Capilla Sixtina
Los directores de Arte Mark y Enzo ven la maqueta de la Capilla Sixtina. Netflix recreó la Capilla Sixtina de Miguel Ángel en menos de 10 semanas porque el Vaticano negó el acceso a filmar la película.

Entonces fui por allí que yo empecé a trabajar cuando estas reuniones que yo te cuento con Fernando y yo le digo “Fernando a esto actores yo no puedo hacer les sombras.”La típica luz de que se hace de un costado que deja la cara poco sombreada. “Yo no lo puedo hacer. Yo aquí los tocas la luz plana, una luz que los vea clarito, de cada detalle, de cada pequeña arruga del rostro, de cuando estás hablando, de cada pequeño gesto. Porque son dos monstruos de actores que yo los quiero ver 100% Entonces sé tu ves a una película contemporánea muchas cosas son oscura, los personajes salen de la oscuridad. Aquí no. Aquí hay a verlo claramente, porque uno se estaba exponiendo al otro. Uno estaba abriendo su corazón contando su verdad. Entonces tenia que eser muy iluminado, muy plano, muy aparente en la cara. Esa fue la propuesta de partida, y después fue mi felicidad, cuando visitando la Capilla Sextina y observando con atención yo vi que todos las pinturas renacentista y que propio Miguel Ángel hacían una luz muy plana. No hacían el típico claro oscuro de Caravaggio o Rembrandt. Lo importante para ello era la forma y el color. Entonces yo dije “¡Ya, Miguel Ángel va a eser my referencia!” Y utilicé Miguel Ángel come referencia para “copiar” lo que yo estaba haciendo. Eso fu la idea a partir de esa fotografía: lo más auténtica posible, lo más verdaderas posible y no eser contemplativa.

Two Popes 1
César Charlone durante el rodaje de ‘Los dos papas “. Adaptado de la obra The Pope de Anthony McCarten de 2017, The Two Papes habla de un conservador entre el papa Benedicto XVI (Anthony Hopkins) y el futuro sucesor del papa Francisco (Jonathan Pryce)

¿Te preguntaste cómo los dos papas podrían interpretar las opciones creativas? ¿Sabes si vieron la película y qué piensan?

¡Una curiosidad, verdad! Una ganas veer la película con ellos y veer que dicen. No tenemos ni idea, se la vieron, nunca nos llego, ningún comentario, ni nada. Mucha curiosidad. Yo no sé si la gente Netflix sabe qué pasó. A mí no me llegó ninguna noticia. Fernando nunca me contó nada, no sé. Pero me queda mucha curiosidad. Yo creo que Francisco, Bergoglio, puede estar bastante satisfecho y qué Ratzinger debe tener sus cuestionamientos.

Pero eso es una impresión mía, tan poco.

Preparando Para Filmar la Prison del Padre Yalics
Preparando Para Filmar la Prison del Padre Yalics

Analógico y digital, desde tu inicios hasta ahora, la tecnología ha cambiado mucho, pero también las formas de comunicar, dialogar y narrar historias el las películas. ¿Cuáles crees que son los mayores beneficios y limitaciones?

El digital, lo que vino hacer es democratizar. Es la democratización más increíble que te puedas imaginar. Cualquier joven que tenga un poquito de dinero, lo que yo tenía cuando saliera de la escuela, se compra una camaritas sencillas o con su propio celular y puede hacer una película y subirla a YouTube y que la vean millón de personas. Esto es maravilloso. Es la mayor democratización que se ha visto. Yo cuando salí de la escuela de cine, era muy caro hacer una película. De hecho salí de la escuela de cine sin haver filmado nada de importante. Había echo una pequeña experiencia con una cámara que me habían prestado un día como un gran favor, pero no podía hacer una película, porque precisaba una estructura. Era muy caro comprar la película, alquilar la cámara. Bueno, ya te dijo que para hacer esta película política tuve que hacer muchos comerciales y pagarlos hacendó comerciales. Entonces era muy difícil. Hoy en un día con un celular tú tienes una gran imagen y la subes a YouTube o la subes a un sitio que desea y te vee una cantidad de gente. Es una democratización. Y bueno ya está el tema de los YouTubers y todo eso que muestran y hablan de nosotros también como humanidad. Que lo que nos gusten, de lo que no gustan. No estamos bien parado, porque veo que lo que nos gusta esta bastante tonto, pero es lo qué somos que vas a hacer.

city-of-god
Al organizar el rodaje de Ciudad de Dios, el equipo de filmación tuvo que solicitar la colaboración del jefe de una favela para poder filmar. El utorizó la realización de la película con la condición de que la mayoría de los actores fueran contratados entre las personas de la favela. Eso hace que la historia adquiera mayor credibilidad y la película se convierta en una gran obra cinematográfica del neorrealismo

Yo soy muy feliz con el digital, creo que en mi área lo digital abrió muchísimo. Tenemos cámaras que hacen maravillas. Que filman con condiciones de luz muy desfavorables tan complicada que había que iluminar tanto y poner tanta luz y medir tan cosas. Hoy con la camarita, por ejemplo en Los dos Papas que es una película de alto presupuesto ahí escenas que yo la filme con my camarita personal de 700 $ y lo termine usando. Lo mostré a Fernando y ya, “¡Usemos estos! ¡Si, si!” Los usaron, bueno como Netflix tiene una política de que si tú haces la película 90% 4K, como ellos te piden, y tu precisas usar algunas cosas que no son 4K, y ellos te los aceptan y perfecto, adelante. Entonces te digo, te confeso que si era a volver a empezar mi carrera y tener muchos años por delante, para hacer más cosas porque es muy rico esto que esta hora. ¡Y el precio de las camaras! Antiguamente tener dos cámaras o más era una sofisticación que a veces cuando tenías una escena de acción ponías dos cámaras. En Ciudades de Dios en algunas ocasiones, usamos dos cámaras. Hoy en día camera digitales tienes de montón, usas tres, cuatro, cinco, cuanto más cámaras quieras para hacer una escena, mejor. Cuanto más material vas a tener, más rico va a hacer el montaje. Entonces es maravilloso. ¡Bienvenido digital!

En los últimos años hemos escuchado opiniones sobre el cambio en el business del cine que no hace justicia al arte. ¿Cual es tu opinión?

Mi opinión es que yo amo al ser humano. Creo mucho en el ser humano, a pesar de que la mayoría sabes de eser un poco burras y cuando vez de las selecciones que hacen de YouTube, pero somos un eser en crecimiento y que no vamos educando y sabemos elegir. Entonces si hay una película que está en un cine, yo la quiero ver en pantalla grande yo la voy a ir a ver. Cuándo viene al cine no se aburrió la ópera. La ópera sigue existiendo, viene espectáculos de ópera maravilloso yo lo voy a ver, Y no digo que quiero ver en casa en YouTube, no voy porque me encanta al teatro, a verlo y todo eso. Entonces yo creo , y yo lo veo por mi hija, tiene 24 años. Ella es de la nueva generación, y vez muchas cosas en video en digital en YouTube en su computador pero muchas veces eliges “Esta yo la quiero ver en el cine.” Y va al cine a verla.

Entonces yo no creo en esas predicciones apocalípticas de que “¡Ahí, se terminó!” no se terminó siempre va a haber gente que quiera verlo en la pantalla grande y que quiera verlo con mucha gente. Por ejemplo, ahora en la pandemia, sigue que todos estamos consumiendo de cine. ¡Que meravilla! Es la verdad que se está viendo. El importante de el cine no es el tamaño de la pantalla es el contenido de la historia que te está contando es lo que te está mostrando en su contenido. Bueno digo, quién te está hablando es una persona que pasó su vida viendo películas en un visor de cámara y el visor de cámara tiene 3 centímetros cuadrados. Y allí veía yo la película cuando la estaba filmando y me emocionaba y la sentía. Entonces el tamaño de la pantalla y el tamaño de la sala no cambia …Cambiaa si, claro, cambia el contenido es más lindo verlo en una pantalla grande, pero si la historia es buena que la vees en el celular en el metro te vas a emocionar y te va a tocar y es eso lo que importa.

Foto cortesía de César Charlone

Previous

Interview with Film Director and Cinematographer César Charlone

Paul McCartney Flaming Pie Archive Collection Limited Numbered Deluxe Editions To Include Remastered Original Album, Bonus Tracks, Previously Unreleased Material, Exclusive Books, Photos, Artwork, & Much More To Be Released July 31 Via MPL/Capitol/UMe

Next

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.